Skip to content
Paso a paso para tu huerto urbano
Paso a paso para tu huerto urbano

Por: Claudia Alejandra Vázquez Cuautli

Los huertos urbanos han crecido en relevancia en los últimos años, particularmente a partir del comienzo de la Pandemia de COVID-19 las personas han sentido la necesidad de asegurar su propio alimento sin depender de terceros. Los huertos urbanos traen consigo muchos beneficios desde volverse autosuficiente en algunos aspectos, promover la sostenibilidad e inclusive fomentar la cohesión social.

¿Te interesa saber cómo hacer tu propio huerto urbano? Aquí te diremos lo más importante para comenzar tu propio huerto urbano.

Antes de explicar cómo comenzar tu huerto urbano es necesario que entiendas los tipos de huertos para ver cuál se adapta mejor a tus necesidades y a tu espacio. Existen los huertos urbanos verticales y horizontales. Los huertos tradicionales son de manera horizontal y pueden ir directamente en la tierra, si se tiene un espacio de jardín, o pueden ser camas elevadas de cualquier tamaño que se ajuste a tus necesidades. Por otro lado, los huertos verticales son una buena opción para espacios reducidos y probablemente sean los más adecuados para ti si vives en un departamento o en una casa sin patio/jardín. En estos huertos se busca tener una mayor densidad de plantas en un menor espacio, y se pueden sembrar todo tipo de plantas, como si fuera un huerto vertical, sólo es importante considerar la profundidad de las plantas que se sembrarán.

Una vez que hayas determinado cuál huerto es el ideal para tu casa, debes conseguir los materiales para comenzarlo. Existen muchas empresas que venden huertos prefabricados o puedes hacerlo estilo DIY (do it yourself). Lo único que necesitas es un espacio con al menos 60 cm de profundidad y tan ancho y largo (o alto en caso de ser vertical), como tú quieras. Los 60 cm sirven para asegurar que cualquier hortaliza o planta de olor/medicinal, tenga suficiente espacio para sus raíces o su mismo fruto (como zanahorias o rábanos). Recuerda también que el espacio que designes deberá tener una manera para filtrar el agua, por lo que si usas, por ejemplo una caja de plástico reciclada, deberás hacerle hoyos en la parte de abajo para que el agua pueda salir.

El siguiente paso es decidir qué quieres plantar, para esto también debes considerar el tipo de plantas que se “llevan mejor” cuando están juntas, y el crecimiento esperado de las semillas. Para checar esto, puedes usar la aplicación VeggieGarden y te brindará más información personalizada. (Si te es posible también busca cantidades de luz y agua que requieren las plantas para crecer). Por otro lado es verdaderamente importante que consideres el clima de donde vives para saber cuáles plantas se darán mejor.

El último paso para comenzar tu huerto urbano es conseguir tierra fértil, ésta se puede conseguir en cualquier vivero, pero personalmente recomiendo tomarlo de alrededor de árboles frutales, si se tiene la posibilidad o bien, mezclar la tierra conseguida con un poco de composta para asegurar que esté nutrida. Para germinar las semillas puedes hacer tu propio germinador, algunas ideas son: hacerlo con un cartón de huevo vacío, cascarones de huevo limpios, cáscaras de naranja limpias, latas lavadas o miles de opciones más, ¡sólo es cuestión de ponerse creativos! Cuando las semillas se hayan convertido en plántulas, es momento de moverlas al huerto, aquí es de vital importancia que las muevas con su propia tierra pues si las sacas es menos probable que sobrevivan. Además, si usaste un material biodegradable como cascarón de huevo o cáscara de naranja, no es necesario sacarlas, las puedes poner directamente en la tierra con su “empaque” ecológico.

Lo último que falta para que siempre tengas alimento es la siembra escalonada, también esta depende del crecimiento de cada planta, pero por ejemplo el rábano, si se siembra nuevamente cada tres o cuatro semanas para cuando se termine la primera cosecha, otra vendrá en camino.

Ahora que ya has empezado tu huerto urbano es cuestión de que lo cuides adecuadamente y escuches lo que dice, pues en ocasiones si lo riegas de más, se pueden pudrir las raíces o si le da demasiado sol, se pueden quemar algunas plantas. Por eso debes conocer qué cuidados requieren las plantas antes de sembrar, ¡lo ideal es que todas las plantas de tu huerto proliferen y te alimenten a ti y a tu familia!

Compártenos fotos de tu huerto urbano usando el #TNDG, ¡Queremos verlo!

Descubre más en:
Instagram @thenextdayglobal
Twitter @TheNextDayGl
Facebook @TheNextDayGlobal
Página web: www.thenextdayglobal.com
Lugar: Centro Cultural Universitario, Guadalajara, Jalisco.

Más noticias

ES
EN ES